Cómo mejorar el servicio al cliente en tu restaurante

El servicio al cliente es un factor clave que marca la diferencia entre un restaurante y otro. Con la competencia que hay hoy en día, un restaurador ya no sólo sirve comida, sino que se ha convertido en un proveedor de experiencias, y cómo tratas al cliente es una gran parte de esta experiencia.

¿Cómo mejorar el servicio al cliente en tu restaurante?

Desgraciadamente, son pocos los restaurantes que tratan de cuidar este aspecto. La excusa siempre suele ser que “los camareros ya no están tan bien formados como antes”, lo que puede ser cierto. Pero nos olvidamos de algo: nosotros también podemos y debemos enseñarles y motivarles.

Un restaurante es una empresa como cualquier otra en la que trabajan empleados, y es clave que trabajen con pasión y ganas, porque ellos representan nuestro negocio. Enseñémosles los tiempos, las formas, ya que ser camarero es mucho más que pedir la comanda y llevar platos en la mano. Es un oficio mucho más complejo que se debe respetar y cuidar. Tampoco hay que olvidar que un camarero que mantiene relación con el cliente se convertirá en una gran fuente de información sobre lo que gusta y lo que no, así como sobre los gustos específicos de cada comensal.

Ahora bien, ¿no sería genial que pudieras guardar toda esa información y utilizarla como más te convenga?

Actualmente existen herramientas de CRM (Customer relationship management) que te ayudan a saber quiénes son tus clientes, lo que les gusta, cuánto hace que no vienen etc.

No es lo mismo un cliente que visita tu restaurante por primera vez que uno que es asiduo. Estas herramientas te permiten tener un historial que puedes consultar cada vez que un cliente viene a tu restaurante o hace una reserva.

Imagínate que un cliente que viene de vez en cuando a tu restaurante pide siempre el mismo vino. Como no tienes un CRM, no te acuerdas y la siguiente vez que viene no lo tienes a la temperatura adecuada. Es un detalle, pero puede marcar la experiencia del usuario en tu restaurante. Si dispones de esa información a mano, puedes usarla en tu beneficio para fidelizarlo, y además, le atienda quien le atienda, podrá consultarla.

Otra posibilidad es poder analizar tu base de datos y detectar aquellos clientes que están dejando de venir. ¿qué puedes hacer? Por ejemplo, puedes enviarles una newsletter con una promoción para que se acuerden de ti y vuelvan.

Cada cliente es una joya que debemos cuidar para que vuelva una y otra vez ¡merece la pena el esfuerzo!

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma, permitirle compartir contenidos a través de las redes sociales y ofrecerte anuncios personalizados. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies